PSD2 y su impacto en el e-commerce

PSD2 y su impacto en el e-commerce

El próximo mes de enero de 2021, más de un año después de lo inicialmente previsto, entrará en vigor la nueva Directiva europea de Servicios de Pagos PSD2.

Esta directiva, que tiene como objetivo mejorar la seguridad y reforzar la protección contra fraudes en las operaciones bancarias hechas a través de Internet, aplazó su entrada en vigor con una moratoria por las dificultades de los comercios para implementarla.

Este próximo mes de enero sí entrará en vigor, pese a que según datos de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), solo el 37% de las empresas encuestadas en octubre, a 3 meses de la entrada en vigor de esta normativa, afirmaba haber desarrollado una estrategia para minimizar el impacto de la Autenticación Reforzada del Cliente (SCA por sus siglas en inglés), en sus ventas.

Qué es PSD2 y por qué puede afectar a la conversión

PSD2 quiere luchar contra el fraude con tarjeta de crédito y por ello los negocios online deberán cumplir con la mencionada SCA. La SCA consiste en exigir, para la autorización de un pago online, que se utilicen al menos dos de los tres siguientes elementos de autenticación:

  • Algo que el consumidor sabe: (ejemplos, un password o un pin)
  • Algo que el consumidor tiene: (por ejemplo, un móvil)
  • Algo inherente al consumidor: (por ejemplo, su huella dactilar, el iris de su ojo)
PSD2



Un ejemplo de transacción que sí cumple con dos de estos requisitos son aquellas que se producen en los ecommerce que utilizan el sistema 3DSecure.

Este sistema es aquel con el que, al comprar, se nos solicita introducir una clave secreta que se nos envía al teléfono móvil. Al introducir esa clave, se autoriza la compra que se está realizando en ese preciso momento. Si no se introduce esa clave, no es posible terminar la compra con la tarjeta.

De esta forma se autentifica al comprador como titular de la tarjeta que se está utilizando y se reduce el fraude.

El reto de mantener la conversión para los ecommerce

Al exigir el cumplimiento de dos de estos tres requisitos se aumenta la seguridad, pero se pueden crear más fricciones en los procesos de compra, por lo menos al principio, hasta que los consumidores se habitúen.

Es por ello que prepararse tecnológicamente para evitar el fraude, pero también para evitar fricciones en el proceso de compra, especialmente para los clientes más fieles, es un reto para todas las empresas.

Page 1

Comparte

arrow black